Lentes de Contacto

Existen muchos tipos de lentes de contacto por lo que es importante tener la prescripción correcta para una adaptación exitosa.

  • Blandos. Diseñados para corregir errores refractivos y mantener la salud ocular como hipermetropía, miopía y astigmatismo.
  • RGP. La mejor opción para graduaciones altas o corneas irregulares (QUERATOCONO).
  • Piggy Back. Ideal para casos de córnea irregular que requieren la corrección óptica de un lente rígido, pero presentan poca tolerancia a este material o no logran tener un buen centrado.
  • Multicurvo. Lente rígido que consiste en una curva estrecha en la zona óptica y múltiples curvas aplanándose progresivamente en la periferia. Usado también para corneas planas e irregulares.
  • Terapéuticos. Lente blando usado como una alternativa de vendaje ocular, dentro de una rehabilitación.
  • Esclerales. Lentes muy cómodas debido a que se apoyan en la esclera, una zona del ojo que carece de nervios debido a su gran tamaño.
  • Geometría Inversa. Cuentan con una curva central plana y una curvatura en la periferia estrecha. Indicado en casos Post-Cirugía Refractiva
  • Pupila Negra. Lente prostético para restaurar la apariencia en casos de trauma o defectos de nacimiento. Indicado con fines cosméticos.
  • Color. Utilizado por personas a las que les gusta cuidar su aspecto físico, cambiando el color de sus ojos. Uso estético.