Imprimir

Córnea

La porción mas externa en forma abultada del globo ocular es la córnea. La córnea es una membrana resistente, cristalina y transparente. Por ser la primera membrana del ojo esta puede sufrir abrasiones corneales que son el resultado de lesiones o rasguños epiteliales. Estas lesiones son muy comunes y cicatrizan rápidamente si no se infectan, las infecciones de una lesión pueden provocar opacidad al ver, úlceras, y lesiones de agujeros que ponen en peligro al ojo afectado.


Síntomas de infección o úlceras de la córnea:
    Visión borrosa o nublada
    Ojo enrojecido o que se ve inyectado de sangre
    Comezón
    Sensibilidad a la luz
    Ojos llorosos y muy adoloridos


Tratamiento
El tratamiento depende de la causa de la infección o úlcera pero debe iniciarse lo más pronto posible para prevenir cicatrización de la córnea. El tratamiento por lo general consiste en el uso de gotas para tratar bacterias, herpes, otros virus u hongos así como para reducir la inflamación. Sin embargo, en algunos casos será necesario tratar las úlceras graves con un transplante de córnea.


Para evitar la pérdida de la visión o la formación de cicatrices, es importante consultar a un médico oftalmólogo lo antes posible.

Contáctenos para consultar a un especialista o agendar su revisión oftalmológica anual.