Imprimir

Cirugía Láser o Lasik

Es la forma más moderna y avanzada de cirugía refractiva sin hospitalización; utilizada para tratar miopía, hipermetropía y astigmatismo. Hoy en día es el procedimiento más popular. La razón de ser tan popular tiene que ver con sus ventajas, pues no es dolorosa, la recuperación es prácticamente inmediata, las molestias son mínimas, además de la seguridad, precisión y versatilidad con las que se realizan las correcciones visuales.


En LASIK el oftalmólogo utiliza tecnología láser para reformar la curvatura de la córnea y así mejorar la forma en la que el ojo enfoca la luz dentro de la retina, dando como resultado una mejor visión.

LASIK se realiza en quirófano, con el paciente recostado cómodamente en un sillón automático. Se utiliza anestesia tópica (gotas) para realizar este procedimiento.

Procedimiento
Se coloca un anillo de succión que fija el ojo mientras se activa el microqueratomo que realiza un colgajo muy delgado de la córnea, el cual es levantado con mucho cuidado y se aplica el láser. Una vez terminada la ablación se repone el colgajo y el paciente está listo para salir de quirófano. Después de un tiempo corto de recuperación el paciente es nuevamente revisado antes de darse de alta. El cuidado posterior al procedimiento es muy sencillo y garantiza que el éxito de la cirugía sea total.


alt

Valoración del paciente
Antes de la cirugía es importante realizar una revisión minuciosa de los ojos ya que no todas las personas son candidatos a la operación, el examen debe de incluir toma de agudeza visual, refracción, topografía corneal, toma de presión intraocular, paquimetría, valoración de la capacidad de producción de lágrima, dilatación de la pupila, refracción de ciclopagía y valoración de la retina.

Contáctenos para consultar a uno de nuestros especialistas en LASIK en nuestras sucursales.